Integración de Sistemas

8970446638_258158c8a2_b
En la actualidad las empresas tienen gran cantidad de sistemas informáticos de diferentes fabricantes, aplicativos de negocio a medida o adquiridos. Cada sistema responde a una serie de necesidades específicas. El número de aplicaciones informáticas ha crecido exponencialmente y se ha convertido en un problema para muchas empresas la administración, el acceso a la información, la gestión de los costes.  En muchos casos, el disponer de numerosas aplicaciones informáticas se convierte en un problema más que en una solución.

Los sistemas informáticos son independientes entre sí, no se comunican, por lo que la información utilizada por cualquiera de ellos en un momento determinado no es compartida por el resto, y ni mucho menos tiene por qué ser la misma información con la que se está trabajando en las demás.

La integración de sistemas afecta tanto al hardware como al software.

INTEGRANDO LOS SISTEMAS CONSEGUIMOS:

  •  Conectar aplicaciones o sistemas informáticos.
  •  Compartimos información.
  •  Eliminamos puntos de fallo.
  •  Generamos ahorros de costes.
  •  Evitamos errores y reprocesos.
  •  Mejoramos la eficicencia.
  •  Confiamos en la información.
  •  Llegamos a conocer lo que realmente pasa y podemos tomar decisiones más precisas y rápidas